Tips para evitar los factores que afectan tu estabilidad laboral


 
 

por Belén Moreno, comunicóloga

Existen factores personales que pueden estropear tu estabilidad y con ello desenfocarte de tus actividades laborales, bajando tu productividad, o incluso incrementando las posibilidades de que cometas errores. Y aunque, en ocasiones estas situaciones nos sobrepasan. Aquí te decimos cuáles son las más frecuentes, por las que todos pasamos y cómo evitarlas.

Falta de motivación

Es común que, tras llevar un tiempo considerable en la empresa, las actividades se vuelvan un poco monótonas, por lo que resulta complicado llevarlas a cabo con el mismo entusiasmo que al inicio. ¿La solución? Imponte nuevos retos, propón algunas mejoras para tu área así como un plan para ejecutarlas; después platícalas con tu jefe inmediato, verás cómo estos objetivos te ayudarán a salir de la cotidianeidad.

Demasiadas tareas y ningún orden para realizarlas

estabilidad_emocional-597bdec33df78cbb7a265418¿Multitask? Se conoce así a la capacidad de las computadoras para hacer dos a tres tareas al mismo tiempo, de manera independiente.

Actualmente también es aplicado a las personas y puede tener un impacto positivo, pues favorece la adquisición de responsabilidades. Sin embargo, llega a afectar el rendimiento: especialistas han descubierto que estudiantes que usan muchos medios al mismo tiempo reaccionan más lento, comparados con quienes no lo hacen. ¿Qué te sugerimos? Pon en práctica la regla de: “una cosa a la vez”.

Ruptura amorosa

Sin importar si llevabas un mes o cinco años, la realidad es que el proceso de separación y aceptación, también conocido como “duelo”, puede hacerte perder el foco. ¿Qué hacer? Para evitar que te afecte en la oficina procura tomarte unas horas al día para pensar, hablar y hasta escribir sobre ello, esto te ayudará a realizar tus labores y, al mismo tiempo, te dará el espacio que necesitas para atravesar esta etapa con calma.

Todos tenemos situaciones difíciles por las que llegamos a atravesar en algún momento, pero recuerda, tu trabajo no puede verse afectado por ellas.

Es válido tomarse un respiro, para poder reiniciarnos, y continuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *