El teatro, la improvisación y el entretenimiento como herramientas de comunicación


 
 

Por Fausto Ponce

 

Hace un año, Galo Balcázar inició un proyecto teatral que combinaba las herramientas de comunicación organizacional y marketing, con las técnicas teatrales de improvisación. Así fue que comenzó la compañía Ixachi, la cual se dedica a realizar diversas actividades empresariales, a través del departamento de recursos humanos que van desde la sensibilización, inducción e integración de equipos, hasta amenizar celebraciones de la empresa para darles un giro distinto que sume al trabajo y bienestar de los empleados.

Compañía Ixachi en proceso de trabajo

“La idea es ayudar a las compañías a dar un mensaje claro, ya sea en celebraciones o eventos especiales. Damos talleres de improvisación enfocados al trabajo en equipo o en cómo pueden los empleados descubrir su valor dentro de una enorme máquina que pareciera que fuera independiente de los engranes”, nos dice Galo, quien no sólo es director y actor de teatro sino también comunicólogo.

La compañía Ixachi —término náhuatl que significa “en abundancia”—, también ha participado en celebraciones de diversas compañías: “Hicimos una copia de un modelo de show de televisión, tipo programa de concursos, para una empresa. Querían entregar de forma más dinámica los regalos de aniversario. Le llamamos, Un minuto para ganar”, comentó Galo.

“Lo que ellos necesitaban era dar los regalos y que no fuera una rifa porque no todos iban a poder ganar y el objetivo de tener premios para todos. Así que se fueron haciendo varios concursos. Primero fueron sencillos y luego fuimos incrementando la dificultad y fomentamos el trabajo en equipo. Eran cerca de 240 empleados e intentamos que cada uno supiera quién era el otro y cuáles eran sus fortalezas. Los miembros de la empresa terminaron conociéndose mejor”, concluyó Galo.

La compañía Ixachi no vende precisamente un producto sino un servicio a la medida: “Platicamos contigo y hacemos un pequeño análisis de lo que necesita la empresa. Y con base en lo que recolectamos construimos una propuesta sobre el espectáculo que necesita la empresa, ya sea un trabajo sobre sensibilización, trabajo en equipo o un trabajo para hacer hincapié en las fortalezas individuales. O bien, una serie de sketches sobre capacitación. Tenemos la flexibilidad para adaptarnos a cada una de las necesidades del cliente por medio de la diversión y el entretenimiento”.

Como el proceso creativo de la compañía Ixachi, involucra a los empleados, es fácil que vayan abriéndose, así que los integrantes de Ixachi pueden acceder a las necesidades de los empleados. De esta manera pueden idear una forma de que los gerentes, mandos medios y directores entiendan las necesidades de sus empleados: “A veces, los jefes no entienden la lógica de un empleado, que no es lo misma que la de un directivo. El empleado no entiende por qué los directores hacen cosas que parecen que no benefician al empleado a corto plazo, pero sí ocurrirá en uno o dos años”.

Galo y los miembros de la compañía Ixachi, están convencidos de que la diversión tiene una misión importante más allá del área de esparcimiento: “Por medio del juego y de la inclusión, invitamos a los participantes a que se abran a escuchar desde otro punto de vista lo que la empresa les tiene que comunicar”.

“La diversión y la risa son un canal donde se sensibiliza a la otra persona. Y esto a su vez, abre canales que desde la formalidad y la seriedad suelen cerrarse. A muchos no nos gusta que nos digan cómo se deben hacer las cosas. La idea de esto es buscar otra vía para tener un contacto directo con lo que necesitamos decir y escuchar”, concluyó Galo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *