Cuando no te llaman después de una entrevista


 
 

por Belén Moreno, comunicóloga

Esperar la llamada después de una entrevista de empleo puede convertirse en una verdadera agonía, y se hace larga cuando pasan los días y no hay respuesta. Esto deja de importar cuando por fin suena el teléfono con la buena noticia.

Pero ¿Cuándo no hay llamada?

esperando-el-llamadoExisten algunas razones de por qué esto no sucede, y no siempre tienen que ver contigo, a continuación, te presento algunas de las razones por las cuales podrías no recibir nunca esa llamada esperada y qué podrías hacer al respecto. Debo recalcar que en algunas ocasiones la búsqueda de trabajo suele ser un proceso en donde ser persistente y optimista es fundamental, pues esto te permitirá enfocarte aún más en tus objetivos.

1.- Primero que nada, el entrevistador no tiene la última palabra.

Los procesos de contratación no siempre involucran a una sola persona, hay más quienes influyen en el proceso, y esto no queda en manos de tu primer entrevistador.

¿Qué puedes hacer?

Asegúrate de preguntarle a tu entrevistador cuál es el proceso de contratación, toma en cuenta que en las empresas grandes puede llevarse mucho tiempo, a veces hasta meses; de esta forma tendrás una visión clara de cómo suceden los procesos en cada caso.

2.- Los perfiles de las vacantes a veces cambian

Especialmente en las empresas grandes, cuando hay que sustituir un puesto vacante, se aprovecha este espacio para hacer reestructuraciones en el área las cuales podrían cambiar el perfil de la vacante, y aunque estos cambios no pudieran ser tan drásticos, sí implican volver a comenzar el proceso.

¿Qué puedes hacer?

Dale seguimiento. Son contados quienes después de una entrevista envían un correo o hacen una llamada preguntando por su proceso de selección. Una llamada o un correo obliga al entrevistador a fijarse en ti, y este seguimiento puede jugar a tu favor en caso de que estés en la línea en que te llamen y no, además, muestra tu interés por la posición, y si hubo cambios en el proceso.

Tampoco te conviertas en acosador, espera al menos dos días para llamar y pedir información amablemente. No olvides que una buena actitud siempre hablará bien de ti, y hará que te recuerden con facilidad. Olvida los nervios, relájate y habla de lo que sabes, y de lo bueno que eres haciéndolo, tu seguridad también le dará la seguridad a tu entrevistador que podrías ser un buen candidato.

Y recuerda, las mejores cosas tardan un poquito en llegar, no te desesperes y continúa en la búsqueda del empleo que deseas encontrar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *